Historia

Marcos Rubio y Alfonso Vallejo, dos jóvenes empresarios que desarrollan su actividad en el municipio cacereño de Zarza de Granadilla, lanzan al mercado la marca de whisky ‘Estremeñu’, de maltas seleccionadas, cuyo nombre pretende rendir tributo al castúo y las tradiciones de la región extremeña.

Destilería RutaPlata ha desarrollado esta marca de whisky tipo blended, con una maduración de 36 meses en barrica y elaborado con malta de cebada. Un whisky que surge de la destilación de maltas fermentadas, y envejecido en barrica bajo control de temperatura. Gracias a este proceso, se consigue un caldo color oro pajizo con inicio meloso, sabor ligeramente malteado y final con recuerdos a madera.

Destilería RutaPlata es una empresa dedicada a la elaboración de bebidas y engloba cinco marcas: Cerex, de cerveza; Granadilla, de ron; Spirito Vetton, de ginebra; Ruta Plata, de cremas; y Estremeñu, de whisky. La historia de Destilería RutaPlata comienza con la fundación de Cerex en 2013. Por entonces Marcos y Alfonso, con 25 años y sin recursos propios, comenzaron a elaborar en una antigua casa de su pueblo. El lanzamiento del ron Granadilla en 2016 supuso el inicio de una nueva etapa que siguió con la creación de la gama de ginebras Spirito Vetton, en 2017, y cremas RutaPlata este año. Actualmente se están trasladando a una finca de 23.000 metros cuadrados, donde próximamente realizarán todas las fabricaciones. A finales del próximo año esperan abrir sus puertas al público y visitantes.

Desde sus inicios han conseguido situar sus productos en prácticamente todas las provincias de España y están entre los más vendidos de los principales lineales gourmet; además, cuentan con presencia en países de tres continentes diferentes, entre ellos Colombia, Perú, Estados Unidos, Alemania y China.